Todo duele en Rosario

Rosario ya está en campaña. Todos sus dirigentes y se avisa: no hay líderes, dirigentes muchos, liderazgos claros, visibles ni uno solo, todos sus dirigentes, sin dudar, salieron a la cancha.

La cantidad de pibes baleados no tiene registro total. Elija el número y la fecha de la estadística, siempre faltará el de esta semana… y el de la semana que viene. Uno, dos o tres mas. No se sabe muy bien. Es una larga cuenta de un rosario de tristezas, amarguras y sin razones que nadie resuelve y, sumemos la realidad, lo concreto es que nadie se hace cargo, son muertes por las que pocos protestan.

Nos estamos acostumbrando al saqueo, el manoteo, el descuido. Rosario festeja una salida “a pasear por una Peatonal” como un logro político que la crónica periodística resalta. La crónica periodística (por docenas) ya vota oficialismo. Es un dato. Que no le duela a nadie: existe un periodismo adocenado. No es todo el periodismo ni creo que alcance.

El intendente arrancó su campaña electoral, por la renovación, como otros intendentes y gobernadores (el caso de Larreta es ominoso). Avisos en primera persona… cuando se inquiere la razón la respuesta es la pelota afuera….”¿ y que?…todos lo estamos haciendo ya, ya mismo”.

“Arrancamos”. “Vamos a continuar”. “No vamos a parar”. Eso dicen los mensajes de campaña con rostro a cámara y en primera persona. Antes del tiempo que indica la ley pero a quien le importa, lo hacen todos. Ése tal vez sea uno de los ejes de la desgracia… si todos lo hacen…. Nos estamos acostumbrando al fuera de la ley. Aceptamos el todos roban y nadie cumple lo que promete.

Tal vez un extremo o el colofón, no lo creo, siempre habrá algo peor pero, caramba, che, pidieron protección para los camiones recolectores de basura urbana y sus trabajadores, tiroteados en determinados barrios, por circular a ciertas horas pese a que, ejem, les dijeron extraoficialmente pasen en otro horario. Custodias a los camiones que transportan basura urbana. Ya hicieron un paro, puede haber mas.

Nota necesaria: Rosario tiene el abecedario con custodia policial. Tribunales, bancos, escuelas y camiones recolectores de basura rigurosamente custodiados. Hay un Lavoissier distorsionado, nada es seguro, todo se transforma en peligroso.

El tema del TUP indigna hace demasiado tiempo. El Transporte Urbano de Pasajeros provoca indignación, disgustos y el Municipio, que es el dueño de mas del 50% de la flota actúa como mediador y empresario. Toca la campana y está en la procesión.

No es nuevo el desastre, la calamidad, Javkin lo heredó de sus socios, los socialistas, y lo empeoró. Estaban mal los circuitos, no estaban buenas las calles; hoy el sistema es calamitoso.

La fórmula recaudatoria de municipio, provincia y nación como “subsidiadores” (permítanme el neologismo) es mala, inconveniente y un exacto sistema de chantaje estatal en un tema que debe resolver… el Estado. El crimen perfecto a la sociedad.

La salud no es aquella salud de la propaganda socialista, nunca lo fue, solo que los avisos y el relato ya no alcanzan. La pandemia lo mostró: teníamos la mitad de las camas críticas que la “provincia espejo” (Córdoba). Y algo que continúa: pasado el mes de Julio, todos los años, el ppto de Salud Municipal se resquebraja y van hacia la provincia a pedir auxilio. Recordatorio: la “bronquiolitis” puso en alerta por camas y médicos, enfermeros, sueldos y sistema de salud. Todo mal. Además inseguro. El yerro continúa.

Es imposible explicar que Rosagasario tiene mas muertos que el total de la provincia (muertes violentas) y ya constituye un lunar nacional, además de un sucio y desgraciado motivo de campaña.

Socialistas que se asustan de los muertos y degollados.

Radicales que prometen arreglarlo y peronistas que dicen nosotros no fuimos. Tranquilos… el poncho no aparece. Siempre habrá un Mono a quien colgarle un juez y dos policías corruptos mas una cárcel mal parida donde nadie controla los teléfonos, los teléfonos, por los teléfonos mandan matar como pidiendo una pizza por Delivery. Motito, cadete y las 10,30 por favor. Doble Muzarella.

El juego de Diputados, Senadores, sus relaciones y entrecruzamientos ya de por si complican cualquier ventanal, no hay transparencia y el sistema del MPA (Ministerio Público de la Acusación) hoy es, sin dudas, un cuarto poder cuasi independiente. Nos salva de su autonomía el control de juicio por la Legislatura y “la caja” por la CSJP. Por ahora.

La división norte / sur es un hecho incontrolable en jefaturas policiales como en gestiones empresarias y hay un punto culminante: qué noticias importan en el norte sobre el sur y la contraria, qué cuestiones del sur afligen al norte.

Hace demasiado tiempo que escribo sobre “la guerra de secesión”. Las precandidaturas a Gobernador me dan la razón. La burocracia santafesina quiere las primeras diputaciones. Los votos del sur (60%) impondrán gobernadores (uno de los tres posibles, los tres del sur) sin otra espalda que las conversaciones obligatorias… y el aprendizaje de cómo es esta cosa de la gestión pública desde el Poder Ejecutivo…”por favor… enséñenme”.

Dos de los mas importantes pensadores peronistas murieron con escasa diferencia. El número uno fue Discépolo, acaso el mas importante “interpretador” del peronismo como facto popular (sostengo: fue el mejor) el segundo Homero Manzi. Ambos adhirieron al peronismo cuando lo vieron en acción como lo que es: un partido del gobierno. Una maquinaria social.

A la muerte social de Enrique Santos Discépolo, que es perseguido sin piedad su amigo, Homero Manzi ya moribundo (morirá primero) escribe un poema donde encuentro una formulación del país que ya se escapaba a los románticos e ilusionados.

“Al fin, ¿quién es culpable de la vida grotesca / y del alma manchada con sangre de carmín? / Mejor es que salgamos antes de que amanezca, / antes de que lloremos, ¡viejo Discepolín!….”

“La pista se ha poblado al ruido de la orquesta / se abrazan bajo el foco muñecos de aserrín…/ ¿No ves que están bailando? ¿No ves que están de fiesta? / Vamos, que todo duele, viejo Discepolín…”

Discépolo nació en el barrio porteño del Once, el 27 de marzo de 1901, y murió el 23 de diciembre de 1951, en el departamento céntrico que compartía con Tania.

Homero Manzi, cuyo nombre de nacimiento era Homero Nicolás Manzione, Nacimiento: 1 de noviembre de 1907, Añatuya. Fallecimiento: 3 de mayo de 1951, Buenos Aires.

Jóvenes, militantes en serio y cultores de una actitud política romántica murieron allí. Se me ocurre, escuchando ese texto (que es de un tango, la adelantada necrológica de Manzi a Discépolo es con un tango) se me ocurre, insisto, que nos define bastante bien. Repetición necesaria. “Se abrazan bajo el foco muñecos de aserrín”… .