Rosario y La Peste, los fantasmas, Messi y el olvido

Me escribe un amigo:…”tuve un apagón”… hablando con la familia supe, se despertó y preguntaba el dónde el cuándo el cómo y el porqué. Hombre de 8 a 12 horas diarias de laburo lo suyo fue raro. Los mil análisis médicos que le hicieron hablan de un stress que no es postraumático sino de un mini corte y un desenchufe (me resulta fácil explicarlo así). “Amnesia Lacunar… con automatismo” difícilmente le repita, pero nunca se acordará de aquello que borró… – eso dice mi amigo el neurólogo con 50 años de experiencia – . Debo creerle. Esta Peste nos trajo eso, un poco de eso a todos. Amnesia Lacunar (una Laguna, che) No hagamos de esto una tontería. Una persona, una familia, una ciudad que tiene amnesia lacunar y que nunca recordará todo aquello que sucedió en 2020 y hay un miedo: que no recuerde el 2021. Los políticos cuentan con ese problema, de nuestro cerebro, a su favor, a favor de las trapisondas. Solo el bolsillo tiene memoria.

 

DIÁLOGOS INMORTALES

 

Parado frente al sofá del sitio del encuentro el amante habla con esos sujetos que no están allí pero sin embargo se los siente, presiente. Toda pasión es una respiración agitada, un abrazo – tan necesario – creo que mas que el sexo duro. Hoy no hay abrazos. El amorío sufre mucho con la Peste. No es el contagio, es la distancia, el diferente método, la falta de excusas, los viajes a las sucursales que ya no y las reuniones de Directorio que no y no. Otro amigo, omito el nombre, aconsejaba dos perfumes iguales, hasta semejantes slip y hasta el mismo “cuchi-cuchi” como sobrenombre para las parejas oficiales y las circunstanciales. Una amiga, mas firme y mas profunda omisión de su nombre, me decía que extrañaba el desahogo, que nunca era sexo casual, pero eran amores de trámite rápido y que ya no, no tanto y eso está mal. Entendía las dos quejas. Comparto. Acompaño. En Rosario reapareció: “…pisito que puso Maple, piano, estera y velador… un telefón que contesta, una fonola que llora viejos tangos de mi flor y un gato de porcelana, pa’que no maulle el amor…” y está vacío, con la luz apagada porque cuesta caro el kilovatio al menudeo. No hay media luz. Recordatorio: lo cantaba Charles Romualdo Gardés. Carlitos. El retroceso es grande. Amnesia Lacunar otra vez.

 

ES MESSI O MARADONA PERO ES ESO

 

Sobre calle San Lorenzo, en Rosario, está la Asociación Rosarina de Fútbol. Una placa, la clásica entrada, oficinas. Ahora hacen cola dentro ¿Quienes hacen cola? Las madres y/o hermanos mayores para que sus hijos, sobrinos, hermanos, estén inscriptos. La inscripción legaliza la vida, la sobrevida y, básicamente: la esperanza. Vamos a poner esta información en el cuadro correspondiente. En la Región Rosario los pibes inscriptos este año son 35.000. Perdón… Si. Ésa es la cifra. En recuadro: 35.000. No hay Peste que valga, la televisión cuenta cosas, se habla de cifras. Maradona o Messi, esa es la secuencia obligada. Un jugador de fútbol sueña en su salvación, la de su pareja, sus hijos, la madre, los hermanos, el suegro…uff. La vida entera en sus pies. No puede ser generoso, magnánimo, bonachón. En 10 años útiles salvar la vida de tantos… y contemplarse, con 35 años de vida real, de almanaque, y el sueño que se fue. Nacen con Amnesia Lacunar, olvidados de una vida que va – dura, muy dura- por otro lado. Se repite: hablamos de la inconciencia y la ilusión. Región Rosario. La Peste va por su lado. El sueño por otro.

 

VIOLENCIA RESIDENCIAL

 

En la semana previa al 25 de mayo, la que se corresponde con aquello que estudiábamos: “la semana de Mayo”, los concejales de Rosario produjeron un hecho realmente asombroso. Se aprobó por unanimidad (son 28) un pedido de informes y un pedido de cumplimiento de ordenanzas vigentes – de ser cierto el informe – ( hay fotos, hay certezas, es tan raro todo…) para que, según esa inspección, si es cierto lo que se denuncia, el perímetro de un country llamado Palos Verdes quite el muro de hormigón y el alambrado de púas que lo rodea. Vamos de aquí para atrás. El country Palos Verdes tendría un perímetro completo ciego, excepto por las entradas oficiales, de mas de dos metros de altura y con púas en su borde alto. Y que eso está mal y debe quitarse. Punto. Vamos de aquí para allá y de allá para acá: al menos dos concejales, dos ex concejales, un gerente General del Banco Municipal, una viuda famosa y tres directores de empresas relacionadas con la municipalidad vivirían allí. El pedido de informes aprobado por unanimidad lo presentó el grupo “Che Guevara” con Osde. Ciudad Futura. Muchachos universitarios aliados de la intendencia que, con esos votos, conformó la mayoría, las autoridades el poder del Co-Gobierno en Rosario. Hay dos preguntas una es esta: ¿había necesidad de tratar este tema…? ¿Era tan prioritario?.Puede argumentarse el valor simbólico de un muro y el apartheid. Bueno, fenómeno pero…¿los que viven dentro aprobaron el derrumbe del muro que los protege contra las tropelías—supuestas—en  una zona descampada y sin controles policiales legales, solo con guardias privados… que los concejales que vivirían allí aceptan…? La Peste no solo ha dejado con un hueco en su memoria a mi amigo. Tal vez la Amnesia Lacunar sea –nomás- la verdadera secuela de la Peste. Irremediable, parecería. Chicos que quieren ser Messi, amantes y amigos para un abrazo que ya no es posible y ése olvido desacomoda el alma, lo aseguro, si, lo aseguro, si, si, y políticos y funcionarios dispuestos a denunciarse a si mismos como los que levantan muros que la izquierda guevarista pide que derrumben y aceptarlo es parte de un fenómeno social: una Peste que del olvido pasa a inolvidable.