Rosario no debería ser víctima

Sergio Massa: «Seré el principal socio de Pullaro para luchar contra la inseguridad». El ministro de Economía de la Nación y candidato a presidente estuvo este martes en Santa Fe, donde se reunió con empresarios tanto en Rafaela como en Sauce Viejo, en el marco de la campaña que culmina el domingo 19 con el balotaje. En diálogo con El Litoral se diferenció de Milei, a la par que expuso los principales ejes de su propuesta. “La calle tiene que ser de los laburantes, no de los delincuentes”, aseguró.

Lo anterior es el título y la “bajada”, o resumen, antes del desarrollo de la nota (reportaje) al ministro candidato: Sergio Tomás Massa.

Ese mismo día otros medios estaban afligidos por el desarrollo edilicio de una calle peatonal o, esto es serio y grave, una balacera que terminó con una joven mujer muerta y su hija como huérfana en mitad del desamparo policial y de la justicia.

Javkin, actual intendente de Rosario, según todas las informaciones concurrentes, no estaba en Rosario, ni siquiera en Argentina en esa fecha. Antes había expresado su neutralidad.

En esos mismos días (uno y la repercusión posterior) nada se leyó sobre Milei y sus promesas de campaña para con la provincia y/o la ciudad de Rosario.

La presidencia será de uno u otro. Ya está dicho varias veces, simple pluralidad de sufragios.

A Jean Paul Sartre, posiblemente una de las figuras europeas mas influyentes sobre el pensamiento en línea con lo social y el análisis marxista de la sociedad, le entregaban un premio por su libro “La Náusea”, de imprescindible lectura para entender Francia, su “iluminismo tardío” ejerciendo influencia en el pensamiento occidental y el trabajo especular en los pensadores argentinos; al recibir el premio Sartre dijo: este premio no vale nada si hay todavía un niño que se muera de hambre. Palabra mas, palabra menos, Sartre apostaba a que la lectura y la denuncia conmoviesen. Queda firme que no aceptaba la neutralidad, ni siquiera ante el galardón que podía apartarlo de aquello que pensaba.

“Conceptualmente, la neutralidad se entiende como la situación político-jurídica de una nación que decide no tomar parte en una guerra promovida por otras y que se acoge al sistema de derechos y obligaciones inherentes a tal actitud”.

“En derecho público internacional la neutralidad, en el derecho internacional, es la no participación en una guerra por parte de un país. Las relaciones entre países neutrales y beligerantes están reglamentadas por diversas normas internacionales”.

“La neutralidad implica no opinar, lo que a su vez exige no pensar porque, como bien advierte Emilio Lledó, la libertad de pensamiento es anterior a la libertad de expresión”.

“La responsabilidad de un gobierno es tener ideas sobre los debates públicos, darlas a conocer a la ciudadanía y permitir que ésta las juzgue en una urna. Lo contrario sería incurrir en una dejación de funciones. Ni siquiera a los jueces se les exige neutralidad. En un litigio, las dos partes tienen derecho a ser tratadas con absoluta igualdad pero el juez no puede ser neutral porque su responsabilidad es, precisamente, interpretar la ley bajo unos presupuestos que hacen posible todo juicio y, como afirmaba Gadamer, no hay mayor prejuicio que la pretensión de ser neutral”.

Lo anterior es una colección de recortes de Wikipedia sobre neutralidad.

Estas elecciones, el balotaje, han traído al país una reconcentrada discusión sobre voto positivo, voto negativo, voto anulado, voto en blanco, ausencia o abstención. Pueden aparecer mas variantes. El eje se reduce a la discusión sobre la neutralidad. Javkin ha dicho que es neutral, En una nota del diario La Capital de Rosario se lee: “30 oct 2023 — El intendente Pablo Javkin se definirá por la “neutralidad” en el balotaje que sostendrán Sergio Massa y Javier Milei el próximo 19 de …”

Para creer en la neutralidad habría que aceptar que las cosas no tienen movimiento y pueden, cual fotografía, congelarse. La experiencia atiende a la movilidad. En los hechos sociales es evidente. Conviene recurrir a la poesía; “nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos” Pablo Neruda.

Aparece visible un recurso de los ejecutivos rosarinos para con la nación y la provincia mientras no eran de su mas estrecho círculo; después tan solo con la nación, cuando crecieron y fueron gobierno provincial. La victimización. Ya hubo declaraciones sobre el tema narcotráfico, violencia urbana y exceso de muertos en estadísticas mensuales. Rosario es víctima de la violencia.  Lamentarse aparenta el mas fuerte argumento de defensa. Es cruel; también nocivo.

“El 27 de abril de 2022. Cuando llegó la policía a Vía Honda, los vecinos dudaron si celebrar o lamentar que detuvieran a Cantero. Porque el fundador de Los Monos era –  y es – capaz de mandar a torturar y matar, pero también asistía a mas de 200 personas por día en ése barrio, uno de los mas carenciados de la ciudad, velaba a su modo por su seguridad y hasta organizaba actividades recreativas para celebrar, por ejemplo, el Día del Niño”. Lo anterior es una descripción textual. Párrafo 3, página 270, libro  “Rosario, la historia detrás de la mafia narco que se adueñó de la ciudad”. Me consta. Estuve en mínimos cumpleaños en la biblioteca popular Pocho Leprati y un pesado silencio aparecía si se preguntaba quien pagaba la torta y los refrescos… y el mago. En el libro se da una fecha precisa. Javkin, Perotti, acaso Sain… o sus estribaciones.

Debo insistir en el verbo adueñar. Que se adueñó recalca el título del libro que no tendrá ni día ni fecha de presentación, que simplemente se vende. Lo escribió German de los Santos con ayuda de Hernán Lascano. Ellos escribieron el libro “Los Monos”, hace algunos años. Allí quedó en la luz lo que pasa.

Nadie puede acudir a la inocencia para justificar sus decisiones políticas. Todos estaban, estábamos, en grado de conciencia cívica cuando fueron sucediendo acontecimientos, uno tras de otro. Aquel desgraciado argumento, “…se están matando entre ellos”, sirvió para que algunos se sintiesen tranquilos en mitad de una situación que se agravó y se agravó. La acuñó el socialismo. Ha sido catastrófica.

Cuando uno dice víctima propone un victimario. Rosario no puede victimizarse porque elige libremente a sus concejales y su intendente. En este caso Javkin está pronto a iniciar su segundo mandato. Cuando sostenía que a Rosario la habían dejado sola va de suyo que se proponía como uno de los abandonados por los otros poderes, el provincial y el nacional.

Ya se sabe quien será el gobernador, quienes sus ministros y de qué modo se armó la cadena de mandos sobre los que habrá responsabilidades territoriales. Javkin es el primer responsable de cuanto pasa hoy y de todo lo que pase mañana en Rosario. Fue y seguirá siendo intendente. Hacia arriba está Perotti, desde diciembre Pullaro. Ah… en la nación los Fernández: Cristina, Aníbal y el presidente: Alberto.

Milei /Massa o Massa/Milei no altera una circunstancia: el intendente deberá, desde el primer día (y el primer día es el 20 de noviembre) cambiar una actitud que no parece adecuada: víctima. Rosario no es víctima de oscuras fuerzas del mal que la encuentran indefensa. Javkin manda. El es, por el voto popular, quien representa ejecutivamente a la ciudad. Tiene un pacto de férreas alianzas en el Concejo Municipal. La Universidad de Rosario es su aliada, la gobernación será un poder superior atento y vigilante.

Toda víctima acepta, por definición, una posición de entrega y me rindo y no puedo… hay fuerzas superiores a las mías. No es así.

Remarcar la neutralidad ante un hecho tan alto como elegir presidente de los argentinos es, en cierta forma, reservarse el derecho a ser víctima (“… yo no elegí”, “me mantuve neutral”) Rosario necesita ser protagonista, no tiene ningún derecho – nadie – a sentirse víctima, mucho menos si al victimizarse entrega la ciudad al mínimo destino de la impotencia.