Pullaro ganó por “el sentido común”

La que sigue es una nota que debe indicarse de dónde proviene. La Capital de Rosario, decano de la prensa argentina, periódico que cambió su sistema de trabajo periodístico, decidió no tener más Jefe de Redacción. El último Jefe de Redacción de La Capital,  Daniel Abba –  el último – tiene un portal para los que consumen información  política: Suma Política. Desde que lo indemnizaron… y cumplidos “los tiempos” pactados… es allí que hace lo suyo: periodismo.

Una de las últimas notas es a Lucio Guberman, a quien presentan así: “Lucio Guberman es el consultor estrella de la política santafesina. Sus campañas transgresoras y disruptivas lo convirtieron en una especie de oráculo local que, al influjo de sus aciertos, logró que candidatos de diferentes espacios lo elijan para diseñar sus estrategias de comunicación”.

No creo en la calificación de “consultor estrella” pero indico como cierto que se habla de él. La nota que firma Ricardo Petunchi en Suma Política, el portal que creó y dirige Daniel Abba, junto con Petunchi, es contundente.

Libertad de pensamiento y opinión, de eso se trata. No creo que sea el hombre providencial que vuelve diamante al carbón.

Dispuesto a liberarse del fracaso (la persona para quien trabajó,  “La Losada”, ya no será candidata a Gobernadora, la interna la ganó Pullaro). Con Guberman hicieron dos notas, parecidas y diferentes. Son dos notas. Rara cuestión pero sucedió.

Ricardo Petunchi, se insiste, debió hacerle una segunda nota, tal vez el entrevistado quedó incómodo con la primera, que no era laudatoria. En la segunda es donde el publicista intenta explicar que en la campaña de Carolina Losada lo bueno es lo suyo y lo malo de quienes interfirieron en su tarea.

En ése material periodístico con la palabra de Guberman (textual) es que aparecen importantes y (estimo) peligrosas conceptualizaciones del mencionado publicista y que integran el cuerpo de esta nota.

El título es una obligación: el eslogan de campaña, que verbalizaba todas las veces que podía la candidata Losada, es que “debe ganar el sentido común”. Ganó Pullaro. Pido disculpas a la amable cofradía lectora, no sería quien soy si no aprovechase lo que es útil. “Que gane el sentido común” decía la campaña ideada por el publicista. La provincia votó eso.

Aclaración: estimo que uno de los más importantes creativos publicitarios de la provincia ha sido Daniel Canabal, sus trabajos sobre Hermes Binner fueron un hallazgo tras otro. Hasta “ la nubecita tipo Simpson” que incorporaba al fondo de los afiches. El relato socialista no sería tal, sin Daniel Canabal.

 1-¿De qué hablamos cuando hablamos de códigos éticos y pautas de conducta…? 

—¿Intentó convencer a Losada de que se presentara en canales de televisión con audios que comprometen a Pullaro?

— Con un audio. Es el que le ofrece a Adrián Rodríguez las respuestas para el concurso de comisario. Yo nunca creí que la crítica tenía que ser por narco. Dejemos de lado la cuestión moral, ética, lo digo por una cuestión de estrategia de campaña.

Nota del redactor: no es bueno dejar de lado cuestiones éticas y morales.

2- De qué hablamos cuando hablamos de juzgar sin juicio… 

—En el spot donde se habla de esconder la basura bajo la alfombra, ¿usted intentó que se colocará una notebook para dar la idea de que una de las cosas que se esconde es la Mac de Medina?

—Yo fui el que dijo que no pongan la Mac de Medina porque no quería herir al socialismo. No quise porque era hacer un spot anti Bonfatti y esa no era la intención, era mucho más abstracto. Es falso.

Nota del redactor: estas dos preguntas y respuestas ayudan a construir un perfil de quien contesta. No hay código ético ante la potencialidad de un aviso y aparece una velada acusación a Bonfatti. Hay mas. Los personajes de “mesa chica” en la campaña de Carolina Losada. Un diálogo es importante para entender el entramado.

 

3- La verdadera mesa chica de una campaña grande 

—Carolina sigue siendo mi clienta hoy. Es un hecho concreto, opiniones puede haber muchas.

—¿Es cierto que estuvo a punto de agarrarse a trompadas con Julián Galdeano?

—Sí, es cierto.

—¿Se puede saber por qué?

—Porque pasó de quejarse de algo que para mí era responsabilidad suya a responsabilizarme a mí. Se empezó a calentar y a mí la cuestión del peso no me mueve nada, yo puedo pelear en cualquier categoría. Se levantó para cagarme a trompadas y yo no salí corriendo, Daniela (León) se interpuso.

Nota del redactor: la concejala Daniela León adquiere – no se conocía – una categoría importante en la campaña de Carolina Losada. Es evidente su participación en “la mesa chica” junto con el publicista, y el coordinador político. ¿Estaba alguien más..? ¿Quién…?

4- La frase de Groucho Marx… 

Yo dije en 2021 que al subestimar a Losada la potenciaron. Soy un profesional, no un militante que se enoja o que se cree que los propios son los buenos y los de enfrente son los malos. Trabajo con unos o con otros, en el rango democrático no tengo problemas. Es muy raro que yo haga algo en una campaña por la panza. Empecé con campaña electoral en el 95 al lado de Usandizaga…

Nota del redactor: “Si no les gustan estos principios”…Já. Es interesante que su referencia a trabajos realizados sea con Horacio Daniel Uzandizaga.  Recuerdo una anécdota bellísima. Sobre 1987 se resolvía el segundo mandato de “el vasco” como intendente. No quiero un solo aviso de campaña – dijo – agregando: si hice las cosas bien me van a votar por eso, si las hice mal no hay aviso que los convenza.

Sin dudas que 1995 no es 1987. Recuerda a Uzandizaga. Debe tener otros trabajos realizados el publicista, dada la fama que le reconoce el redactor de la nota.

5- ¿Era el Bien contra el Mal?

—¿El nuevo escenario que marcaban las encuestas influyó en el perfil de la campaña, que se centró básicamente en los ataques a Pullaro?

… La estrategia de contraste tenía que ver con esto que yo planteaba. Si vos tenés la novedad como fortaleza, vos tenés que llevar como contraste que los que estuvieron antes son parte de lo que se hizo mal. Si yo voy contra Pullaro es porque Pullaro después de ser ministro de Seguridad cuatro años le permitió ganar a Perotti prometiendo seguridad. El beneficio de Carolina era el contraste con los que ya estuvieron y no resolvieron el problema. Esa estrategia del contraste muy fuerte empezó a tensionarse con que Carolina tenía que plantear cuál era su plan, cuál era su equipo.

Nota del redactor: Si la lucha es de El Bien contra El Mal hay un planteo maniqueo pero posible. La contradicción que el publicista señala es que le preguntaban cual era su plan pero… caramba…¿no lo tenía, no lo quería decir…? La estrategia era no decir… Puede atribuirse a quien decide el mensaje y sus “meta” y “sub” mensajes y por tanto…

La puerta del cementerio 

Es brillante la esgrima del publicista. No tiene la culpa, prácticamente siguió por inercia, por no abandonar el buque… podría inferirse. Se enojó. No le hacían caso. En fin…

No refiere su análisis un principio elemental y es más, se afirma en el yerro: no se puede sorprender dos veces al mismo auditorio con el mismo truco… dicen los magos. Ya no era “sorpresa” Carolina.

Fue equivocado el eje: la seriedad en quien tenía como atributo la sonrisa y la espontaneidad. El eslogan: que triunfe el sentido común abría una puerta: la candidata contestando todos los temas con eso: sentido común.

Debía prepararse para eso. Prepararse. Contestar con sentido común y sonreir. Atacar no es un atributo del sentido común, antes bien puede llegarse a exigir el “calma radicales”, algo que finalmente le pedían.

Hoy es posible agradecer a los muchachos de Suma Política el uso de su material, un verdadero hallazgo. Sirve para el estudio de “El caso Losada”.

Nota del redactor: Carolina Losada dos veces favoreció la existencia de Pullaro como futuro gobernador.

Primera vez. Volcando la elección de Senadores Nacionales con los votos del norte – perdió en Rosario y ganó allá, sobre Avellaneda y Reconquista– y quitándole esa pre candidatura al muchacho de Hughes. Pullaro no fue senador nacional por aquellos votos.

Segunda vez. Atacándolo cuando el sentido común —el pedestre, el que nos toca usar— decía que ese no era el camino y haciendo de Pullaro —con sus ataques— un fortísimo candidato de la oposición.

Conclusión: tal vez los yerros del publicista se conviertan en argumentos definitivos para la historia de la próxima gobernación. La historia se construye cada día.