La oposición no es confiable

Releyendo un artículo, escrito hace algunos años, encuentro que la periodicidad de nuestros errores nos pone en callejones mal iluminados, de donde resulta difícil escapar, no hay salida Ni por arriba es posible. En Argentina vivir es repetirse. Uff.

Varias esdrújulas acompañan al periodismo, una de ellas escepticismo. El periodista es escéptico, también cínico y nunca es un cómodo que regurgita. Eso es otra clase de persona y de oficio.

Qué se puede esperar de la oposición en tiempos modernos… que audite, controle, denuncie y se prepare, ya que la alternancia es fundamental en los sistemas bipartidarios o bifrentistas pero… ¿Argentina tiene las dos opciones…? Duda. Se insiste: hay bi partidismo, bi frentismo o, siquiera, contendientes que sostengan la discusión para mejorar la oferta….

En rigor Argentina no oferta un mensaje que se pueda leer, entender, tanto en el oficialismo como en la oposición. Anuncio inatajable: hay nuevos códigos. Nuevo diccionario. Otros significantes.

Javkin quisiera decir algo diferente a “invertiremos dinero en arreglar las “veredas” pero le ha pasado un vendaval por encima. Mas allá de su calidad, poca o mucha, una peste, un súper mosquito y finalmente Milei.

Sin embargo, no encuentra la Región Rosario un oponente que diga que va mal, que va muy mal y qué se puede rescatar de la administración Javkin quien, al menos eso, ha quedado fuera de una pelea que nunca fue suya: combatir el narcotráfico, solo quedan cuestiones inmobiliarias en la Región. Lo suyo era calles y luminarias en las villas y asentamientos, pero eso al cabo, es planificación y dinero. No hay quien se oponga ni quien señale caminos diferentes. Javkin gobierna sin oposición. Esa fusión ridícula de Sukerman / Monteverde alivianó su camino (su segunda intendencia se la ganó a un muchachito progre y sonriente, que alguna vez – cuentan las leyendas – entró con un bidón al Concejo. La oposición tiene un pensamiento cercano a las leyendas. No tener oposición firme, un plan en contrario, lo deja cómodo al actual intendente; cómodo, que no es lo mismo que liberado. Obligaciones tiene y son muchas.

Rodríguez Larreta era un acompañante de Macri y este, el Mauricio, un personaje que farfullaba cosas obvias y poco comprensibles en relación a los problemas que había, según libreto del programa de Lanata.

Las elecciones divididas en muchas provincias, fuera de la fecha de las elecciones nacionales pusieron a prueba las alianzas y los nombres.

Era la señora Bullrich, aquella “piba” de sus primeros años en la vida pública era la encargada de remplazar al dubitativo Fernández y la pesada sombra que ausculta desde el Instituto Patria (¿quien lo paga, todavía, a ese instituto?)

¿Era Lousteau, aquel de “la 125”, el encargado de resolver los problemas de la Capital del país? ¿Puede ser “Guga” quien maneje con destino de red al radicalismo? Podrá Lousteau meter alguna vez un gol más grande que la 125?

¿Existe Nosiglia como una sombra detrás del pensamiento radical?

Aquella línea media de Morales, Sanz y Aguad no parece que hoy jugase con la misma camiseta, en todo caso hay algunos lesionados y uno que indigna.

La CSJN es un órgano con más ausencias de las que debería tener y nadie se fija ni pide ni propone, excepción hecha del degüello de los sobrevivientes. No es lo mejor. Los que se anuncian no componen ni resuelven, simplemente complican por una cuestión de números; son más, pero no son mejores. La CSJN no puede dar un golpe de Estado y está cercana al carpetazo a sus miembros.

Es rara la presidencia de Milei. No tiene opositores. No tiene gobernadores ni legisladores, solo voceros, sumisos alcagûetes y gente que “tuiitea y retuitea” en su nombre. Es el presidente un gran retuiteador. Su biografía es más rara y su comportamiento no es el tradicional, pero… ¿se equivocó la población que, con más del 55% de votos útiles, lo consagró presidente a él y a su hermana? No tengo respuestas, soy periodista.

Hay dogmas en conflicto. El voto popular es sagrado y consagra. Cada pueblo tiene el gobierno que se merece. El pueblo nunca se equivoca. Haga y diga cuanto desee. Milei está solo y no espera, ejecuta sus políticas sin grandes opositores, ni siquiera pensadores serios que traspasen el día por día y miren hacia el más allá. ¿Milei es la coyuntura o es el primero de otro ciclo?… qué pregunta. Soy periodista, no tengo las respuestas.

Los legisladores nacionales, más allá de sus participaciones legislativas esporádicas, abruptas, más mediáticas que de nalgas en las sillas de las comisiones, saben que no hay modo de encontrar paz en mayorías tranquilas y todo deberá negociarse, debería negociarse. Debería. Nadie confía que suceda.

Los organismos de contralor son verdaderas embajadas de una burocracia sin destino, pero con oficio: primero el escritorio, después la paz.

Los industriales «nacionales”, los empresarios de planta permanente en los contratos no son parte de un desarrollo serio sino de pactos preexistentes sobre licitaciones y amparos… además de mayores costos.

No hay modo de ocultar ese agujero negro: la economía informal

El claustro universitario está tomado por una discusión – estéril, claro está – sobre el rol de la enseñanza, la transmisión de conocimientos y   ay, ay, ay, el avance los algoritmos sobre las bibliotecas y las cátedras adormecidas. La educación superior aún reniega de la llegada de la IA.

Pregunta: puede la oposición entender su rol… El trabajo de reconstruir paredes, pisos, espacios seguros de estudio, confrontación y decisiones no es tarea menuda, ni de divisiones. No se ve un panorama claro: asusta. Asustan.

El destino de la provincia está más que claro… es de porvenir incierto. Hay dos provincias de Santa Fe. En una, la provincia del sur, un  foco ígneo (de droga y corrupción) en la zona de Funes. El Litoral informó de allanamientos y capturas que asombran. Se transcribe:

«Un arsenal de armas de fuego, cocaína, boletos de compraventa, vehículos de alta gama, cuatriciclos, motos de agua y dinero en efectivo fue el resultado de uno de los golpes más importantes contra el lavado de activos en la ciudad de Rosario, en el que fue detenido Jorge Antonio Benegas, ex testaferro del capo narco Esteban Alvarado».

«En el marco del Plan Bandera dispuesto en Santa Fe por el Ministerio de Seguridad, la Policía Federal Argentina desmanteló una organización criminal y detuvo a 10 personas, entre ellas a su líder Benegas, tras 12 allanamientos en las ciudades de Rosario y Funes”.

Escapa a las mejores intenciones del Gobernador Pullaro. Esto ya estaba y debe indicarse: «lavado de activos”, “ciudades de Rosario y Funes”. La relectura es obvia: fotos y méritos a tropas federales que vinieron, no las que estaban.

En la otra provincia “el puente carretero”. Crecí con el puente carretero como uno de los límites (La Boca del Tigre / Destacamento Policía Caminera / Cancha de Colón) que marcaban Santa Fe y Santo Tomé. No hay calificación para Perotti y para Lifschitz. No mencionemos lo que prometió NK. Digamos lo cierto: Ni Lifschitz ni Perotti lo acomodaron. Se sabe que es nacional, se sabe que es de uso súper franco de la Región Santa Fe. ¿No quisieron, pijoterismo, impericia, maldad…? Táchese lo que no corresponda. El daño está.

Sobre esas dos provincias con más de un millón de votos un gobernador que no tiene opositores más allá de la super laxa y flexible alianza que lo votó.

Pullaro baila sólo en la pista. Podría desconfiar de alguno de los cercanos. La oposición (el peronismo) es una silenciosa y acobardada expresión sin liderazgo.

Javkin prometía autobuses y vino Milei. Prometía pavimento y vino Milei. Y los mosquitos. También va y viene la Bullrich y sus policías que encuentran droga aquí y nunca en La Matanza, al menos nunca con fotos y cámaras de televisión.

El presidente, con intempestivas interjecciones y frases cortas para todo aquello que no conoce, necesitaría un “Manual Lerú” como información. Sin cargar culpas. En algunos temas con leer “Wikipedia” tendría mejores datos. No los precisa. No tiene oposición Milei. Nadie del Siglo XXI. Una oposición que no genera confianza intranquiliza dos veces. Más claro: no hay repuesto para Milei, Pullaro y Javkin. Hum….