El suicidio de las ideas

Se atribuye a Francis Fukuyama un punto clave en el análisis político global (El fin de la Historia y el último hombre (The End of History and the Last Man) es un libro de Francis Fukuyama de 1992. Fukuyama expone una polémica tesis: la Historia, como lucha de ideologías, ha terminado, con un mundo final basado en una democracia liberal que se ha impuesto tras el fin de la Guerra Fría). Parte de una certeza física, la Caía del Muro de Berlín,

En la provincia de Santa Fe, acaso en Región Rosario pero con menos virulencia, el fin de las ideas aparece claro, muy claro.

El Diputado Socialista que negoció, con los jefes y delegados de otros sectores de la Cámara Baja, en ningún caso hablaba de ideología socialista para resolver un presupuesto que Roberto Miguel Lifschitz preparara para el Ejercicio 2020. Finalizaban 4 años de mandato popular socialista, antes del cierre las febriles negociaciones, demasiado febriles, costosamente febriles. El 16 de junio el voto dijo otra cosa.

El socialismo, según se sabe, es diferente al peronismo, al radicalismo y a los sectores hiper liberales del PRO Cambiemos. Al menos antes de Fukuyama y el socialismo “rosarigasino”.

Parecía eso. Nada de ideología. Un presupuesto de un gobierno y de una forma de ejercer el poder inficciona sobre el que le sigue que, se supone, tendrá diferentes formas “ de ver y filosofar”… diría el tango.

El “Operador” de Lifschitz, juntando hiper liberales y radicales, no aparece coherente desde la filosofía política del socialismo.

Omar Angel Perotti tendría que sortear la “incomodidad” de un presupuesto que no reporta a sus ideas ni define sus prioridades… o si y “da lo mismo que si es cura, colchonero, rey de bastos…” (para seguir con los tangos)… o no y se maneja por decretazos… pero nada de esto es bueno. Nada. Nada, ni siquiera la diferenciasen la cantidad de Ministerios.

Desde el senado provincial 19 voluntades definieron ese presupuesto que mandó el gobernador a libro cerrado. Los 19 senadores, con voto nominal que allí quedará, le dieron el pase. Es un hecho imposible de evitar. Sucedió. Las lecturas pueden ser diferentes pero el facto no. Inatajable. Inapelable.

PARECIDO Y DIFERENTE

Si el peronismo no es el socialismo y si el socialismo, pese a su filiación en la internacional socialista, no es el radicalismo (me daba risa encontrar en las reuniones de la Internacional Socialista a Stubrin y/o Storani) si no son estéreo compatibles un partido y sus afiliados con el otro partido y, también, sus propios afiliados, estas operaciones obedecerían a una lógica: el socialismo no quiere que el peronismo resuelva el 2020 con su modo de invertir la plata del Estado. Okey. Punto. Los votos del pueblo de la provincia indicaron otra cosa. Que gobierne Perotti y fiscalice Lifschitz.

El socialismo, del 2019 al 2023 no tendrá senadores, sin embargo desde allí, desde el Senado, partió el cascotazo con la lógica del “si se puede” y la sonrisa del “vamos a hacerlo y después vemos”. Resolvamos el presupuesto de Perotti.

El fin de noviembre y el comienzo de diciembre de 2019 ha sido bastante particular en la Provincia de Santa Fe. Ni radicalismo, ni socialismo, ni peronismo. Alícuotas de poder. Mala cosa para la sociedad.

Cito textual a El Mio Cid:” …mala cueta es, señores, a aver mingua de pan, a nuestros filhos e mulher verlos a mourir de fambre”…. El castellano es aquel. Pero se entiende. El problema es el hambre, la falta de empleo y la inseguridad, el resto es menor. Debería ser menor. Los políticos que encuentran belleza en estas disputas comen demasiado bien hace demasiados años.

QUIEN SE ROBÓ MI NIÑEZ

Hay un punto, en ese “libro cerrado” del presupuesto fornicador de ideas, donde todos sucumbieron a una competencia de virilidad métrica, que el peronismo debe vigilar, que los senadores, los diputados, los ministros y hasta la fórmula de gobierno debe revisar, vigilar, seguramente enojarse. Llamo a la reflexión sobre esta distracción.

El presupuesto peronista de Educación fue del 28 al 35%. Así el último de Obeid. El presupuesto de 2019 tiene 22% para Educación. Los 10 puntos faltantes se los llevó Pullaro y deberían fijarse cuanto de bueno tiene el sistema de seguridad de la provincia, ya que no solo que fracasaron, sino que Bonfatti fue tiroteado, y todas las encuestas indicaron, en la provincia, que ése residual negativo: alta inseguridad, no se acomodó quitando dineros a la educación para equipar la policía de Pullaro. Mas aún, perdieron la elección. Menos para educación y mas inseguridad. Feo esquema.

Pregunta: lo que aprobaron cuando aprobaron a libro cerrado…¿ tenía en cuenta este diferencial?. Respuesta. Aprobaron o no aprobaron, poco importa. Este porcentual no lo leyeron ni miraron, no preocupó. Tampoco al gremio, ojito.

Mas plata desaparecida. Mas. Todos hablan de “chiqui” González, la ministra eterna en Innovación y Cultura. Vamos a los bifes. Vino con Binner y se quedó pero ay, ay, ay… el Presupuesto en Cultura es del 0,4 %. Jamás fue superior.

Este año se ejecutó el 0,38 del 0,4 del presupuesto general. Si contamos los gastos en planta permanente todo emprendimiento de “la chiqui” González debía canalizarse mediante un “by pass”.

Cultura fue una belleza mediática, pero sin libertades ni crecimiento. ¿Se entiende?. Poca guita en Cultura. Poca independencia, poco atrevimiento.

Cultura debía “pedir” dinero a otras secretarías con dinero, la prostituyeron. La hicieron un órgano de propaganda. Dependía de los organismos de Información. Fue un órgano publicitario ¿Se entiende? No dependía de Educación pero fue un enroque largo, Cultura fue “la madama” del socialismo y no dependía de Educación, dependía de la guita que le enviase Información Pública.

La “chiqui” no era independiente, era el brazo publicitario del socialismo. Ni siquiera el brazo rebelde sino adocenado, con buenos títulos y poco y nada de desafío. Un órgano pago del relato. Eligieron una de las mejores productoras culturales del siglo XX. Eso es cierto.

Podemos inferir. Qué lindo sería un ministerio de Educación con el 30% y un Ministerio de Cultura con 5%. El peronismo, que no se fijó en este punto del presupuesto, es un peronismo distraído e inmisericorde.

ENCIMA UNA MEDICINA DIFERENTE

“El régimen de Salud de Rosario es bueno”…. Fenómeno. Pero… en 12 años no pudieron agrandarlo a la provincia, extenderlo… no pudieron, no quisieron, no había plata. Bueno, de acuerdo pero…¿el Presupuesto 2020 mantiene el diferencial en salud que hace de Rosario una Región diferente, muy diferente y que la pague la provincia…?

La provincia aportó en 2019 el 42% del total de los dineros de salud de Rosario. Hay dos medicinas con un solo presupuesto. No parece lógico, ni ideológico ni práctico. Las ideas se suicidan, pero fuera de Rosagasario. La próxima victimización ha comenzado. Es mas que una idea.

Nota publicada en El Litoral el 02 de Diciembre.