Conozco al candidato a Diputado Nacional

Provincia rara Santa Fe; su geografía fabrica asimetrías difíciles de resolver. El senador provincial Gramajo, de muchos años en el cargo, puede terminar resolviendo cuestiones que atañen a Hughes, Rufino, el sur/sur. Lejísimo. El Senador Gramajo es norte /norte, casi pariente de Capitanich y Gildo. Es mas, si quisiese, después de 25 años, decidirse y saltar al plano nacional podría porque…¿Quién le quita a Gramajo los muchos años en el territorio, en los pasillos, en las entretelas del poder de la Ciudad Capital? Con peronistas y después, con mas claridad, durante los 12 años de gobierno socialista con votos radicales. Es un ejemplo perfecto el respetado senador. Un norteño que conoce muy bien la ciudad de Santa Fe, la ciudad es uno de los hornos que resuelven el pan de la locura (diría Gorostiza) las pocas diputaciones y las 3 senadurías nacionales que se juegan este año.

Hay milagros y milagritos. Cantard Diputado Nacional, como Sacnum Senadora Nacional, refieren mas al milagro de los acuerdos de cúpula que al trabajo territorial. Cantard pasará – no vuelve – sin que sepa contestar que pasó cuando alguien le pregunte; “niky”, qué pasó…? La joven y bella senadora, con apellido de prosapia en el sur/sur (el turco Sacnum) no debe su senaduría a su trabajo territorial en la provincia sino a decisiones desde un  escritorio porteño. Milagros y milagritos, fenómenos sociales paticulares, como es inexplicable lo que le sucedió a Rodrigo López Molina, poco menos que intendente venidero según votos del  2017 y con un fracaso rotundo en el 2019. Rodrigo es hoy un eficaz concejal, trabajador, aliado a la dupla Javkin /Schmuck . Un radical liberado y una radical confesa son sus superiores jerárquicos. De ellos depende hoy ese muchacho que se comía la intendencia (según votos del 2017) y hoy atiende en el Palacio Vasallo firmando lo que ordena la intendencia.

Javkin renunció a su cargo de Diputado Nacional, fue parte del desastroso segundo mandato de Mónica Haydeé Fein, la nicoleña que Lifschitz mantuvo en el Palacio de los Leones y que fundió a la ciudad, Javkin se separó dos años antes (en el 2017) y Lifschitz invirtió 2.000 millones para que no fuese intendente. La estupenda militante Verónica Irízar es hoy una buena concejala. No pudo. Tampoco pudo Roberto Suckerman vencer a Javkin y esto es un indicador. Ganó Perotti la gobernación con votos rosarinos y ganó Lewandovsky la senaduría en Rosario, triunfos fáciles. Javkin ganó la interna y le ganó al peronismo en el mismo sitio donde la Fein fracasaba con estrépito en la senaduría provincial y Bonfatti con mutismo y humillación en la candidatura a gobernador ¿Nadie tiene el teléfono de Lewandovsky?

Javkin es intendente y tiene un pacto… se sostiene en serios mentideros. Si Lifschitz va de candidato a Senador Nacional y no pone a Bonfatti ni a la Fein de primer término en las Diputaciones Nacionales entonces Javkin no hace lista de nada pero exige: El primer concejal es suyo y el segundo de la Schmuck y el socialismo el tercer lugar. Dura lucha. Lo que es oficial es que Lifschitz decide sobre Senadurías y diputaciones nacionales y de esa decisión depende la alianza con Javkin y el oficialismo en una ciudad cuasi independiente (Rosario) . Lifschtz opera sobre  un radicalismo claudicante que, a estas horas, no sabemos cuanto sabe de las posibles conversaciones Randazzo / Lifschitz y las fotos que piden Lavagna y Urtubey (Lavagna fue fotografiado varias veces con Lifschitz) en lo que se suele llamar el peronismo pálido o peronismo no K.

El caso de Lifschitz es particular por lo siguiente. El radicalismo, como el peronismo, como el PRO/Cambiemos tienen hornos donde se cuecen candidaturas provinciales, pero en Buenos Aires. Y Lifschitz, aparentemente tan suelto en sus decisiones, si no tiene un enclave nacional no las tiene fáciles a la boletas y los enamorados de una lista que, se insiste, debe dibujar su futuro con Bonfatti, Fein y Di Pollina, que asegura tener la proporción de votos socialistas para estar en las conversaciones después del 18 de abril. Pesados lastres Bonfatti y Fein. El socialismo sabrá qué hacer.

Corral … Galdeano… Barleta… el “leche” Gonzalo del Cerro… Pullaro (si, también Pullaro) mantienen conversaciones con los mendocinos, los jujeños, los cordobeses, los radicales con peso específico… sin olvidar a Lousteau y su piecita trasera: Coti Nosiglia.

Miguel del Sel… Angelini… los radicales que se crucen para este lado… todos pueden ser diputados y aun senadores pero ay, ay, se debe discutir con Buenos Aires, con Mauri, con Patricia, con ”el pelado”, con la mesa que los incluye. Han conversado hasta con Amalia Granata.

El punto en cuestión es este: ¿de dónde vienen los votos?… del territorio o de los escritorios… Sin subterfugios. Los dedos nacionales arruinan el trabajo territorial y aún el grado de conocimiento. Lewandovsky versus Busatto es visible. Sacnum versus Granata también.

Hay un ejercicio que debemos hacer. En marzo, hace 39 años, nació una joven en Casilda. Buena niña, honesta y seria. Es diputada nacional y se llama… (¿?)

No se rompa el cerebro: Vanesa Massetani. El peronismo fabrica milagros. En la provincia Quico Busatto  fue primero en la lista oficial del peronismo. Catastrófica derrota en diputaciones provinciales. Vanesa y el Quico pueden tomar un café en Augustus o Rock And feller, junto a Cantard,que nadie los reconocerá. Boliche tradicional en un caso, y las dos sucursales jóvenes con clientela joven en el otro. Algo pasa.

Tres personas, dicen los mismos mentideros mencionados anteriormente, decidirían los nombres del peronismo: Cristina Elizabet Fernández de Kirchner, la muchacha del arrabal platense, Alberto Ángel Fernández, porteño… y abogado y Omar Ángel Perotti. Tengo para mi que Agustín Rossi tendrá opinión calificada. Volvamos al punto. Qué conocen de la provincia, de sus territorios, sus necesidades.

Que piensan del 2023, que es donde se decide la suerte de esta cabalgata….

Cualquiera sabe… Javkin opina hoy para opinar en el 2023. Angelini lo mismo. Lifschitz tiene una tarea semejante. Cursar el 2021 para llegar al 2023. Desde la semana que viene opinará la Carrió, que tiene parientes y afectos para proponer, para proponer la continuidad acaso.

Cual es el grado de conocimiento de Marcelo Lewandovsky en el 2021… y para qué lo usarán. Cual el de María Eugenia Bielsa, la gran ausente. Cual el de  Roberto Mirabella. El de Florencia Carignano y con quien tienen teléfono, agenda, trato… Esto vale también para Busatto, Massetani y otros. Hay muchos.

¿Valen los pergaminos del 2019 para las tareas electorales en el 2021 o serán trapos de piso que, acaso, solo acaso, se usarán en el 2023 ?

Bonfatti, el que no se sacó ni fotos con su candidata a vice gobernadora, será Diputado Nacional… La Fein… Pullaro…

Alguien lo llamó a Lewandovsky… qué pergaminos tiene Busatto…Cómo se conforma el 50% femenino…Sigue la Sacnum…

Conozco al candidato a diputado Nacional del peronismo que yo elegiría. Del radicalismo igual. Del macrismo otro tanto. Del socialismo no lo se, eso ya no es política, es la milagrosa fe de los pocos arrastrando a los muchos, pero creo que “la” conozco.