Rosario, la ciudad y la mentira

por BigoteAcosta en El Litoral

La Peste en mi Pago quitó la sábana, me siento un obsesivo crónico y desatado con este argumento, creo tener como sostenerlo. La propaganda, el relato socialista sostenía que la salud de Rosario era la mejor de las comarcas circundantes y, acaso, de las mejores del mundo. La certeza de los números indica que la parte pública de la salud de la ciudad de Rosario la sostenía la provincia con  partidas que acaso – acaso –podrían tener otro destino provincial pero que, en los hechos, el socialismo hizo que la provincia pagase el presupuesto de salud de Rosario. Una injusticia manifiesta. Callada por muchos. Cuasi delictual el silencio. Con plata cualquiera es vivo e inteligente, pero ni así. La Peste puso las cosas en su sitio. Villavicencio y Tur, los dos empresarios privados que atienden Rosario, son expresivos. Al borde de la saturación es su palabra. Al Sanatorio Parque, del grupo Oroño, el sitio cabecera de Villavicencio, es donde acudió Roberto Miguel Lifschitz. La salud privada resuelve mejor estas cosas. Yo hubiese hecho lo mismo, dicen muchos. Aclaro: a mi me atendió, sobre diciembre de 2020, el servicio de PAMI y sus empleados son fenomenales. Insisto. PAMI, la UNR, los [...]